webcams porno Gabriel es un chico soltero de treinta y un años que trabaja en una empresa de venta de neumáticos por Internet donde se encarga de quedar con el cliente para cambiarle las ruedas del coche en el sitio que quiera y a la hora que mejor le vaya al cliente. Este trabajo le da a Gabriel un buen dinero que se gasta en caprichos como por ejemplo en una suscripción mensual a las webcams porno en directo de WebcamsPorno.com donde a cambio de veinticinco euros tiene un acceso de cuarenta horas a unas webcams porno donde siempre hay más de 50 chicas o mujeres españolas con el coño depilado y con ganas de cibersexo pero esta tarde a Gabriel le va a pasar una cosa que nunca le había pasado y es que ha quedado con una clienta para ir a cambiarle las ruedas del coche y mientras lo estaba haciendo, Nieves, la cliente, no ha parado de tirarle la caña y decirle que está muy insatisfecha por su marido y como la madurita está de muy buen ver, Gabriel va a aceptar entrar a su casa para beber un vaso de agua y ahí es cuando esta vieja tetona se va a desnudar para poner cachondo a Gabriel y que éste se deje hacer una buena mamada por esta tetuda a la que terminará partiendo el coño con su polla hasta que tenga un orgasmo y él se corra en los pezones de Nieves.